INSTITUTO
DIOCESANO

Ciencias Religiosas

HACEMOS

Qué

El intento de una institución formativa de grado medio, como pretende ser el Instituto Diocesano de Ciencias Religiosas, es proporcionar al alumno unos conceptos fundamentales sobre cada uno de los grandes temas del actual diálogo Fe-Cultura, de la Sagrada Escritura y de la Teología Dogmática y Moral, así como capacitarle para transmitir el mensaje cristiano en un campo determinado de la acción pastoral en las parroquias, movimientos, colegios o instituciones de promoción y acción social.

LÍNEAS DE TRABAJO

Según las disposiciones del Sínodo recientemente celebrado en Valencia por nuestro Arzobispo D. Antonio Cañizares, se debe “vincular en lo posible” que la Diócesis tenga como canal de formación de todas las Delegaciones al Instituto Diocesano de Ciencias Religiosas, cómo consta en la propuesta 1 apartado 10, y cómo instrumento de formación para el servicio eclesial, propuesta 2, apartado 7, dónde se agradece la historia de este Instituto que comienza en el año 1987, al terminar el Sínodo Diocesano convocado por el entonces Arzobispo de Valencia, Don Miguel Roca Cabanellas, se publicaron las “Constituciones Sinodales”, con el propósito de adecuar la normativa pastoral diocesana a las orientaciones y mandatos del concilio Vaticano II. El número 251 del capítulo que regulaba los Centros diocesanos de formación decía textualmente: “Créese en nuestra diócesis un Centro Diocesano de Estudios Pastorales para formar agentes de pastoral, realizar estudios e investigaciones y dar a conocer las iniciativas pastorales existentes en la diócesis”.

En cumplimiento de este mandato del Sínodo, Don Miguel Roca Cabanellas erigió dentro del Centro Diocesano de Estudios Pastorales, una Escuela de Pastoral, que su sucesor Don Agustín García Gasco la dotó de un Estatuto con fecha de 29 de junio de 1994, cambiándole el nombre primitivo por el de Instituto Diocesano de Ciencias Religiosas. La finalidad de la antigua Escuela Diocesana de Pastoral, de Don Miguel Roca Cabanellas, y la del nuevo Instituto, erigido por Don Agustín García Gasco, fue siempre la misma: que hubiera en la diócesis una misma formación en la fe, de grado medio, para los agentes de pastoral y otras personas interesadas personalmente en su formación cristiana. En efecto,  Don Agustín, puso al comienzo del decreto de erección, su firme convencimiento de que “la formación de los agentes de pastoral es una necesidad absolutamente indispensable, si queremos responder adecuadamente a los retos que la nueva evangelización plantea a nuestra Iglesia”.

Pasados ya más de treinta años de su fundación el Instituto sigue todavía desarrollando su función educativa y han sido varios miles los alumnos que han pasado por las numerosas sedes que se han ido erigiendo, repartidas por casi toda la geografía diocesana. Además, con el paso de los años, se ha ido formando un cuadro de profesores, con una cualificación de licenciados en teología, sagrada escritura o teología moral. Su número puede estimarse actualmente en unos treinta profesores, seglares y sacerdotes aproximadamente al 50%. Además, son varios los profesores de la Facultad de Teología, con una titulación del grado de doctor, que han impartido o están impartiendo clases en el IDCR. Se han publicado igualmente libros de texto para los alumnos de Fe-Cultura, Sagrada Escritura, Teología Dogmática, Moral Católica e Historia de la Iglesia.

El intento de una institución formativa de grado medio, como pretende ser el Instituto Diocesano de Ciencias Religiosas, es proporcionar al alumno unos conceptos fundamentales sobre cada uno de los grandes temas del actual diálogo Fe-Cultura, de la Sagrada Escritura y de la Teología Dogmática y Moral, así como capacitarle para transmitir el mensaje cristiano en un campo determinado de la acción pastoral en las parroquias, movimientos, colegios o instituciones de promoción y acción social. Constituye un nivel intermedio entre la formación básica que todo cristiano ha de recibir y el nivel propio de los centros superiores de Teología y Ciencias Religiosas, al que sólo pueden tener acceso un reducido grupo de sacerdotes, religiosos y seglares, dada la dedicación al estudio y la duración de la carrera que se exige en esos centros.

En este sentido, el Instituto quiere continuar siendo instrumento eficaz para conseguir su intención fundacional, expresada por el Sr. Arzobispo Don Agustín en el Decreto de erección canónica del 29 de Junio de 1994, en donde entre otras cosas podía leerse: «para que la colaboración (de los seglares y religiosos) esté a la altura de las exigencias actuales, ya no basta solamente la buena voluntad. La formación de los agentes de pastoral es hoy una necesidad absolutamente indispensable, si queremos responder adecuadamente a los retos que la nueva evangelización plantea a nuestra Iglesia».

EQUIPO

Cursos bíblico-teológicos

El Instituto Diocesano de Ciencias Religiosas ofrece tres años de formación bíblico-teológica (Fe-Cultura, Sagrada Escritura, Teología Dogmática y Teología Moral) y un curso de especialización en una de las tareas pastorales de la Iglesia, recibiendo al final un Diploma acreditativo de los estudios realizados. 

Las personas interesadas y que no puedan realizar los estudios completos podrán hacer, no obstante, uno o varios cursos de Teología o bien, exclusivamente, la especialidad pastoral.

Cursos pastorales BREVES

Los cursos breves de iniciación a la teología están dirigidos a los agentes de pastoral de parroquias y movimientos apostólicos y público en general interesado por adquirir una formación básica en la fe cristiana y que no puedan asistir a los cursos organizados a lo largo de un año académico de duración.

Vídeos de interés

Materiales

CONTACTO

Estamos en

Instituto Diocesano de Ciencias Religiosas (IDCR)

C/Avellanas, 12 1º piso
46003 Valencia

Telf.: 963 158 206

Correo electrónico: idcr2@archivalencia.org